#ChileAprobó3Causales

Conoce la ley que regula la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo en tres causales

Protección de niñas y adolescentes


Las niñas y adolescentes menores de 14 años podrían interrumpir el embarazo en las tres causales consideradas por el proyecto de ley si actúan con la autorización de su representante legal, sea su padre o madre. Si el representante no está presente o ubicable, podrá acudir a otro adulto responsable. No obstante, se reconoce un legítimo espacio de discernimiento a la menor, considerando que será ella quien sobrellevará las consecuencias de la decisión. Por ello, en caso de que no exista autorización, la menor acompañada de un integrante del equipo de salud, podrá acudir a un juez de familia para que éste otorgue la autorización respectiva.

Asimismo, se reconoce que la violencia sexual que afecta a las niñas y adolescentes con frecuencia se manifiesta dentro de su propio hogar. Es por ello que autoriza a la o el médico cirujano a prescindir de la solicitud de autorización al representante legal de las menores de 14 años, cuando existan antecedentes de que, al hacerlo, se las expondrá a un riesgo de violencia intrafamiliar, coacción, amenaza o maltrato, o incluso a una posible situación de desarraigo o de abandono. En tal caso, puede acudir al juez de familia competente.

Respecto de las adolescentes que tienen entre 14 y 18 años, se reconoce su manifestación de voluntad, pero ésta deberá ser conocida por sus representantes legales o, a falta de éstos, por otro adulto. La presencia de los representantes legales es una garantía para la menor.

Síguenos a través de redes sociales: